miércoles, 13 de agosto de 2008

RICHARD GALLIANO (Acordeonista)


Sin lugar a dudas el acordeón es uno de los instrumentos más ausentes en la escena del jazz, no obstante es posible encontrar algunos pocos pero buenos intérpretes en este instrumento, uno de ellos es Richard Galliano. Nació el 12 de diciembre de 1950en el sur de la ciudad francesa de Cannes. Su padre, un consumado pianista y acordeonista, enseñó a su hijo a tocar el acordeón antes de matricularlo en el Conservatorio de Niza, a la edad de 14 años, donde estudió contrapunto y armonía. Gana varios concursos internacionales de acordeón, tocando piezas desde Tchaikovsky a Gershwin. Se graduó en 1969 con un Premio de Excelencia. Su interés por el jazz afloró cuando Galliano escuchó al trompetista Clifford Brown (él memorizaba todos los solos de la grabaciones de Clifford) haciendo que su pensamiento musical y ambiciones cambiaran rápidamente y darse cuenta de que su futuro, podría ser la de un músico de jazz. A lo largo de la década de 1970, en París, estableció una fuerte reputación como un extraordinario acompañante, tocando con estrellas tales como Charles Aznavour, Juliet Greco, George Moustaki, y Allain Leprest, con quien grabó el álbum "Una Voce Mano” ganando el Grand Prix du Disque de la Academie Charles Cros. En el decenio de 1980,Galliano hace más internacional su carrera cuando realiza una gira con luminarias del jazz, tales como Chet Baker, Joe Zawinul, y Ron Carter. Estos primeros años del siglo 21 han sido testigo de las magistrales interpretaciones de Richard Galliano, con músicos como Gary Burton, o en grabaciones que han permitido la creación de álbumes en los que se mezclan diversos estilos musicales con su hermoso jazz melódico. Con su actual Tangaria Cuarteto acompañado de los músicos, Alexis Cárdenas en el violín, Philippe Aerts en el bajo y percusión Rafael Mejia, creando algunas excitantes interpretaciones de jazz.







2 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

He tenido la inmensa fortuna de asistir a un concierto de Richard Galliano hace unos tres meses y fue una experiencia de la que conservo un grato recuerdo.

Hector Aguilera S. dijo...

Que privilegio, no se imagina como lo envidio, como me gustaría ver a Galliano en persona interpretar jazz.
Gracias por visitar mi blog.