sábado, 10 de enero de 2009

PAUL DESMOND (Saxofonista y compositor)


Probablemente la mayoría de las personas que visiten este blog les será conocido este músico el saxofonista Paul Desmod, cuyo verdadero nombre era Paul Emil Breitenfeld, hijo de padre alemán y madre irlandesa. Nace el 25 de Noviembre de 1924 en San Francisco, California. Desmond estudió en el San Francisco Polytechnic y en el State College donde consiguió diplomarse en el clarinete, un instrumento que siempre la había fascinado, pero 1950 decide adoptar el saxo alto como su instrumento. Saxofonista de estilo preferentemente cool, teñido de una emotividad teñida de nostalgia, probablemente de la influencia de Lester Young. El pianista, Dave Brubeck, con quien permaneció durante diecisiete años y al que conocía desde 1943, lo llamó para formar parte en 1951 de su cuarteto. En ese grupo, Paul Desmond era el mejor de todos y contribuyó al éxito de este conjunto, componiendo temas como “Take Five”, que se convirtió en una de las piezas más populares del jazz moderno. En el año 1962 con el álbum "Time Out, Desmond fue reconocidoel músico más destacado del cuarteto de Brubeck. También grabó, no sin cierto disgusto de Brubeck, algunos discos extraordinarios con el saxo barítono Gerry Mulligan, y con el guitarrista, Jim Hall. En los setenta, Paul Desmond casi desaparece de la escena musical del jazz debido a sus endémicos ataques de pereza, sus problemas con el alcohol y también por la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad que le quitaría la vida: un cáncer de pulmón. Desmond no fue valorado suficientemente en su época, hoy la crítica le reconoce lo que le negó en vida: ser uno de los grandes músicos de jazz de toda la Costa Oeste de los Estados Unidos y un maestro en el arte de la improvisación, siendo su sonido reconocible desde las primeras notas. Dotado de un fino humor, (el seudónimo de Desmond, lo buscó en una guía de teléfono), dejó todo su dinero a la Cruz Roja, su piano Steinway al club Bradley's y especificó en su testamento que su cuerpo fuese cremado porque, textualmente, no quería ser un monumento camino del aeropuerto. En New York, las autopistas que conducen a los distintos aeropuertos, pasan por delante de varios cementerios.


Discover Paul Desmond!



Discover Paul Desmond!



Discover Paul Desmond!



Discover Dave Brubeck!



Discover Paul Desmond!












6 comentarios:

Ferran Nogués dijo...

Finísimo intérprete.

ESTHER dijo...

Hola Héctor, qué buena entrada, la he visto más personal, con un toque más tuyo. Y eso me resulta más interesante. De Desmond como líder tengo estos discos: "Take Ten", "Easy Living" y "Glad to Be Unhappy". También tengo Dave Brubeck "Time Out". Me lo pongo ahora para recordarlo.

un abrazo.

Hector Aguilera S. dijo...

Ferrán, ciertamente Desmond, enia un estilo muy fino y delicado, era un gran intérprete de baladas.
Saludos,

Hector Aguilera S. dijo...

Esther, me alegro que te gustara esta entrada, hay un ábum titulado Time Out del sello Columbia donde aparece el tema Take five y otros muy buenos, del cuarteto de Dave Brubeck, y Paul Desmond.
Un abrazo,

lisebe dijo...

Como siempre Hector mago de la música, quiero agradecerte tus clases magistrales.

Y a pesar de estar con una gripe increible i un trabajo inacabable, quiero agradecerte desde tu blog la poesia que me dedicaste en mni blog, las conservo todas como oro en paño, copiadas, para poder recuperarlas cuando las necesito.

Mi amigo querido te dejo un abt¡razo y un fuerte beso sin (virus)

MUAKKKKKKK

Hector Aguilera S. dijo...

Querida Lisebe, me alegra que te haya gustado los versos de esa canción "cambia todo cambia", que por lo demás es tan real. Las personas van cambiando con el tiempo, los padres, los hermanos, los hijos, los amigos, los esposos, los amantes. Lo que hoy amamos, mañana despreciamos. No obstante la vida sigue su curso y no queda otra cosa que adaptarnos a los cambios.
Lisebe querida, pero lo importante es cambiar para ser mejor y más feliz.
Un gran abrazo y un beso sin importarme que me contagies con tu gripe. A mejorarse pronto.