jueves, 22 de abril de 2010

KENNY DAVERN (Clarinetista)


Los clarinetistas de jazz en la actualidad son escasos. Entre los últimos buenos ejecutantes de este instrumento, se encuentra el músico que hoy les presento. Kenny Davern nació en Huntington, Long Island en Nueva York, el 7 de enero de 1935. Vivió con sus abuelos en Queens, Nueva York después de la separación de sus padres, y vivió en su juventud en casas de acogida en Brooklyn y Queens. Comenzó a tocar el clarinete cuando tenía 11 años y cuando oyó a Pee Wee Russell tocando "Memphis Blues" en un progrma de radio, desde ese momento supo que quería pasar el resto de su vida tocando jazz . Cuando todavía era un adolescente, Davern hizo su debut discográfico con Jack Teagarden , y cuatro años más tarde, grabó su primer álbum bajo su nombre, para el sello discográfico Elektra. Su discografía es extensa e incluye muchos álbumes del sello Concordia. También efectuó grabaciónes con el trombonista Teagarden, los trompetistas Harry "Red" Allen y Buck Clayton y el baterista Jo Jones. Durante los años 80 y parte de los noventa, pasó gran parte de ese período viajando por las distintas ciudades de los EE.UU., haciendo presentaciones con su orquesta. Davern falleció en su casa en la ciudad de Sandia Park, Nuevo México, el 14 de diciembre de 2006, después de un ataque al corazón, a la edad de 71 años.





13 comentarios:

Dr. Krapp dijo...

Creo que el clarinete es un instrumento muy esforzado teniendo una sonoridad bellísima. Lamentablemente no puede competir en velocidad, en potencia y en timbre con el invento de Monsieur Sax por eso tras su éxito inicial fue siendo arrinconado. Curiosamente en el lugar donde adquiere más protagonismo es en las Big Bands.
Davern se revela como un clasicista ortodoxa con ciertas querencias, como muchos clarinetistas al jazz de Nueva Orleans.

Remeras Métrica dijo...

excelentes camisetas de musicos de jazz en www.metricastore.com

Troglo Jones dijo...

Clarinetista muy fino, y de vena muy clásica, tono muy bello. Buena elección, Héctor. Discrepo con mi amigo el Doctor: lo del timbre puede ir en gustos, pero no hay instrumento más ágil que el clarinete (quizá su prima, la flauta). Siempre que el que lo toque sea ágil, claro, je, je.

Salud.

Hector Aguilera S. dijo...

Dr.Krapp, a mi me parece que tiene una buena técnica, y un sonido adecuado para el jazz estilo New Orleans que Davern interpreta.
Saludos,

Hector Aguilera S. dijo...

Hola Troglo, comparto contigo ampliamente tu comentario sobre Kenny Davern.
Saludos,

Andres dijo...

Me ha gustado este clarinetista que no conoía. Como tu dices Héctor, clarinetistas de jazz actualmente son casi inexistentes. Es una lástima porque es un hermoso instrumento. En las bandas de jazz de New Orleans y en las bandas de swing, era un instrumento que destacaba.
Saludos.

Maria Victoria dijo...

Buen clarinetista es este músico, muy bonitos los temas que has elegido. Hacía mucho tiempò que no escuchaba buenas interpretaciones de este instrumento.
Saludos,

ESTHER dijo...

Kenny Davern es un gran clarinetista. Lo vi en directo hace años, sobre 1992, en Valencia. Y me encantó. Muy bueno. Un genio del clarinete. A ver si busco la foto y la pongo en el blog, y hago mi pequeño homenaje a éste gran músico.

Un fuerte abrazo, Héctor.

Hector Aguilera S. dijo...

Me alegro Andrés que te haya gustado este clarinetista. Es cierto que hoy casi no se escucha este instrumento en las bandas de jazz.
Saludos,

Hector Aguilera S. dijo...

Tienes razón María Victoria, hoy casi no existen los clarinetistas dedicados al jazz. Una lástima.
Saludos,

Hector Aguilera S. dijo...

Querida Esther, gracias por tu visita y comentario, me alegra saber que este clarinetista te ha gustado mucho.
Saludos y besos

ABEL dijo...

Hola Héctor. Gracias por tu visita y comentario en mi Blog, sobre un flautista como Herbie Mann. Excelente tu artículo sobre Kenny, que merece un tributo de todos nosotros. Yo inicié con clarinete, pero mi meta fué el sax. El clarinete lo quiero y recuerdo como mi primera novia.

Hector Aguilera S. dijo...

Hola Abel, gracias por tu comentario y visita. Saludos cordiales