martes, 15 de marzo de 2011

TETSUYA KUWAYAMA (Acordeonista)


Estimados amigos de la música, Japón lo está pasando mal, ha sido golpeado una vez más con mucha fuerza, por esos embates de la naturaleza que afectan mayoritariamente a las personas con menos recursos. Este post es sobre un músico acordeonista japonés, al cual descubrí casualmente y que me impresionó mucho.
No he conseguido información de su biografía, solamente que nació un 13 de Abril de 1972 en Sapporo, Hokkaido, Japón y que ha grabado 9 álbumes. Lo he posteado como un reconocimiento a Japón y sus músicos, y como un aporte de alegría y esperanza en su recuperación.






22 comentarios:

Eloy dijo...

Estimado Hector:

Por aquello de viajar por este mar de páginas web, buscando información sobre pianistas de jazz, he recalado en el puerto de tu fantástico blog. Tengo que darte la enhorabuena, porque estás recopilando un gran elenco de músicos de gran talento.

Te pido permiso para incluir tu blog dentro de los blog amigos del mio, www.pianistasdelmundo.blogspot.com, y si te parece bien también puedes incluirlo en el tuyo.

Mi experiencia como bloguero, aún es limitada, apenas llevo 2 meses, y me falta aún muchos detalles, pero creo que no está del todo mal.

Si te parece bien ponme algún comentario en alguna de sus entradas.

Un saludo.

Hector Aguilera S. dijo...

Eloy, te agradezco tus cometarios y eres muy bienvenido a este sitio. Visitaré tu blog y por supuesto que haré los comentarios del caso, asimismo incorporaré tu blog dentro los sitios que frecuento en mi blog.
Un cordial saludo

Armando dijo...

Otro buen descubrimiento Héctor. Un lindo mensaje al pueblo japonés en estos momentos de dolor.

Un cordial saludo

Félix Amador Gálvez dijo...

La contribución de los acordeonistas a la música de jazz aporta nuevos cromatismos, no sólo cuando se trata de músicos que fusionan tango y jazz.

Este que recomiendas suena muy bien. Trataré de no olvidar su complicado nombre.

Muy acertado, como siempre.

saludos.

Hector Aguilera S. dijo...

Armando, creo que Japón se merece muchos estímulos y de todo tipo, para que puedan sobrellevar y superar esta tremenda prueba que el destino ha querido ponerle.
Saludos.

Hector Aguilera S. dijo...

Hola Félix, gracias por tu visita y comentario. Comparto contigo la opinión de que este acordoneista suena muy bien.
Saludos

Dr.Krapp dijo...

Bonito homenaje desde un instrumento que cada día me gusta más y que como ha dicho el comentarista anterior, aporta una sonoridad nueva al quizás algo manido sonido jazzístico.

Eloy dijo...

Siempre he creido que el conocimiento de la música nos hace ser mejores personas, y entre todos podemos poner nuestro granito de arena para difundirla.

Por si te sirve, en mi blog cuento con algunos pianistas de jazz que puedes incluir en el tuyo, ya he visto que tienes a Hiromi Uehara, no sé si conoces a Michel Camilo, para mí de los mejores, o Chano Domínguez, que toca un jazz fusión flamenco, de mi tierra, Andalucía.

Un saludo desde Ronda en España.

Esther dijo...

Los ciudadanos japoneses lo están pasando muy mal. Mis mejores deseos para ellos les mando toda la fuerza y coraje del mundo.

Siempre nos descubres grandes músicos y a través de tu blog estoy conociendo muchos instrumentistas japoneses excelentes. Parece que nos hemos volcado en la cultura del jazz americano y europeo, así que se agradece que abramos nuestros ojos y oídos a otras tierras.

Un fuerte abrazo querido Héctor.

Hector Aguilera S. dijo...

Dr.Krapp a mi también me gusta este instrumento en el jazz, y creo que su atracción me la provoca quizás, lo raro que resulta encontrar este tipo de instrumentistas en la música de jazz.
saludos.

Hector Aguilera S. dijo...

Eloy, Conozco a esos dos pianistas que mencionas, de Camilo tengo un par de álbumes.
No sé si tú conoces a los pianistas muy jóvenes, pero ya son muy reconocidos en la escena del jazz, ellos son: Eldar Djangirov, Devon Yesberger y la pianista y cantante Dena DeRose.
Saludos.

Hector Aguilera S. dijo...

Tienes mucha razón querida Esther, es lo que he tratado de hacer en este blog, incursionar también en la búsqueda de buenos jazzistas en otros lugares, distintos de los tradicionales.
Un abrazo y beso

Maria Victoria dijo...

Lindo homenaje a Japón, país cuyos habitantes, están sufriendo una situación de gran tensión y dramatismo. Gran músico es el que has posteado querido Héctor.
Saludos cariñosos.

Lorna dijo...

Que buen acordeonista es el señor Kuwayama, totalmente desconocido para mí. En los videos aparece siempre sonriente y emocionado al mismo tiempo, lo que demuestra una gran sensibilidad. Excelente post.

Pablo dijo...

Buen ejecutante de este instrumento poco usado en el jazz. Me ha gustado su música.
Saludos

Hector Aguilera S. dijo...

Efectivamente María Victoria, una situación increíblemente dramática está sufriendo Japón, creo que mostrar a un músico como Kuwayama, entrega un poco de alegría y hace crecer la esperanza.
Saludos

Hector Aguilera S. dijo...

Hola Lorna, efectivamente como señalas, Tetsuya aparece sonriente y contento con lo que hace, se nota que disfruta su música.
Saludos

Hector Aguilera S. dijo...

Pablo, es cierto que en el jazz ha sido poco usado el acordeón. Pero de los pocos ejecutantes han habido muy buenos.
Saludos

Eloy dijo...

Gracias Hector por tus contribuciones, ya he incluido a Eldar Djangirov y a Ayako Shirasaki, me parecen excepcionales. Ya sabes, en mi blog caben todos los viejos y los jóvenes, mientras sean buenos músicos.

Un saludo desde Ronda, mi pueblo. Si lo quieres conocer, por curiosidad entra en www.ronda.es.

Troglo Jones dijo...

Falta les hace esa alegría, Héctor. Escucharemos despacio a Tetsuya.

Saludos.

kuto dijo...

Se nota que TETSUYA KUWAYAMA domina su instrumento. Toca muy bien.
Me sumo a tu solidario homenaje con el pueblo japonés, amigo Hector.
No podia ser de otra manera.
Saludos

Hector Aguilera S. dijo...

Troglo y Kuto por solidarizar con Japón a traves de este sencillo y modesto homenaje, país que ha tenido que soportar tantos desatres naturales, como también los desastres producidos por una guerra. Es lo menos que se puede merecer este país.
Saludos,